Patrocinado por Toro

La gasolina es el principal combustible utilizado como fuente de energía para automóviles, podadoras, botes, motocicletas, barredoras de nieve, ciertos tractors y algunos aeroplanos ligeros. La gasolina juega un papel tan importante en nuestra vida diaria que nos olvidamos que tan peligrosa puede ser si no se maneja o almacena con cuidado.

El peligro principal de la gasolina es el fuego o las explosiones. La gasolina líquida no se quema pero los vapores de gasolina sí. Debido a que los vapores pesan más que el aire, se mantienen cerca al piso y pueden acumularse en áreas bajas. Cualquier fuente de ignición (cigarrillos, fósforos, un tubo de escape caliente o cualquier chispa) puede prender el vapor de la gasolina. Cuando los vapores de la gasolina se prenden, 1 galón de gasolina puede explotar con la misma fuerza que 14 cartuchos de dinamita.

La gasolina también puede tener efectos adversos a la salud. El contacto con la piel puede causar que la misma se seque y se parta. El respirar los vapores de gasolina por tiempo prolongado puede causar mareos, náuseas o vómitos. El aspirar gasolina con la boca puede hacer que usted se trague la gasolina y esto puede causar vómitos. La gasolina luego puede entrar en sus pulmones causando pulmonía química. La pulmonía química puede ser mortal. La gasolina contiene un químico tóxico llamado Benceno. El Benceno es un agente carcinógeno conocido. Evite respirar los vapores de la gasolina o llevarse gasolina a la boca. Cuando se maneja, transporta o almacena gasolina, deben tomarse todas las precauciones necesarias de seguridad.

• Nunca use gasolina como un limpiador, solvente o para prender carbón. Los vapores pueden flotar cerca del piso y hacer contacto con una fuente de ignición, causando una explosión.

• Lávese siempre bien las manos después de manejar gasolina aunque no se haya derramado. Si la gasolina se derrama sobre la ropa, quítese la ropa inmediatamente. Use gasolina en áreas ventiladas donde haya mucho aire y manténgala alejada de la piel y los ojos. Evite respirar los vapores de la gasolina por tiempos prolongados.

• Mantenga la gasolina alejada de niños y mascotas.

• Al llenar un recipiente con gasolina, sáquelo del vehículo y colóquelo en el piso. (Nunca llene un recipiente en la caja de una camioneta o en la cajuela de un automóvil.) Mantenga la boquilla en contacto con el recipiente. Llenesolamente el 95 por ciento del recipiente. Esto permitirá que la gasolina se expanda cuando haya cambios de temperatura.

• Apague el motor al llenar un vehículo o un recipiente con gasolina. Apague cigarrillos, pipas, etc. Nunca fume o mantenga una llama abierta a 50 pies de una bomba de gasolina o cualquier actividad de reabastecimiento de combustible. Permita que se enfríen las maquinarias que utilizan gasolina como fuente de energía, por ejemplo, las podadoras, antes de recargarlas de combustible. El recargar combustible a maquinarias calientes puede causar que el vapor se encienda o explote, resultando en lesiones severas o quemaduras a cualquier persona que esté cerca. Después de recargar gasolina y antes de encender la máquina, siempre aleje el recipiente de gasolina por lo menos 50 piesde distancia.

• Cuando coloque un recipiente con gasolina en un vehículo, cierre bien la tapa del recipiente y la tapa del respiradero. Siempre coloque el recipiente en la caja de la camioneta o la cajuela del automóvil. Amarre el envase para que no se mueva o volteé. No deje el envase a la luz directa del sol y sáquelo del vehículo lo más pronto posible. El calor aumentará la presión en el recipiente. Nunca ponga el recipiente en la cabina con los pasajeros. El colocar un recipiente con gasolina en la cabina de pasajeros puede crear un ambiente peligroso dentro del vehículo, que puede generar combustión o ser dañino si es inhalado.

• Almacene la gasolina únicamente en recipientes de metal o de plástico apropiados. Busque las etiquetas UL o CSA. Nunca almacene la gasolina dentro de la casa. La gasolina debe ser almacenada en una bodega exterior bien ventilada lejos de fuentes de ignición, o en un recipiente a prueba de fuego.

• El seguir estas reglas para el manejo seguro de la gasolina reducirá sus riesgos de sufrir una lesión o inclusive evitar la muerte.

Recuerde practique la seguridad. No aprenda por accidente.

La cortesía de Departmento de Seguros de Texas, División de Compensación para Trabajadores (TDI, DWC), www.tdi.state.tx.us/wc/safety/videoresources/targedservices.html.