La razón más común por la cual los empleados no usan protección en los oídos es porque ellos piensan que no la necesitan. Esto es una verdad peligrosa debido a que la pérdida de la audición es gradual y, cuando se dá cuenta, la habilidad de oír no es tan buena como antes. Esto puede ser muy tarde. Otra razón que dan las personas para no usar protección en los oídos es que dicha protección es incomoda.

Los siguientes son varios tipos de tapones para los oídos que dan buena protección, son cómodos y fáciles de usar:

  • Tapones cilíndricos—Los tapones son esponjosos, suavemente ajustables o moldeables antes de introducirlos; expandibles para dar mejor ajuste. Estos tapones son desechables y no se pueden usar nuevamente.
  • Tapones moldeados—Son tapones hechos de material flexible y suave que se ajustan al oído. Tienen que tener el tamaño correcto para cada oído. Estos tapones estan diseñados para usarse varias veces y deben lavarse después de cada postura o uso. Estos son ideales para cuando la protección en los oídos se requiere regularmente.
  • Protectores auriculars—Son de banda ajustable a la cabeza con dos copas de almohadillas que sellan alrededor del oído. Los tapones se pueden usar debajo de las almohadillas para mayor protección. Las almohadillas en forma de copa son más cómodas de usar en períodos largos que los tapones, pero no deben usarse con lentes o cualquier otra obstrucción que reduzca su efectividad.

Cómo le puede afectar el ruido

  • Mucha exposición a ruídos altos puede resultar en estrés, por la constante presión de escuchar y ser escuchado.
  • El ruido puede causar que pierda importantes instrucciones de seguridad.
  • La exposición prolongada a ruidos altos puede resultar en pérdida permanente de la audición.
  • Aún cuando usted esté expuesto a ruidos altos por corto tiempo, usted puede perder temporalmente la audición.

Cómo determinar si el ruido le está afectando

  • Usted puede tener problemas si escucha un timbre constante o cualquier otro sonido en sus oídos, si no escucha a otras personas cuando le hablan, o no es capaz de oír tonos altos o bajos.
  • Si usted tiene alguno de estos problemas, hable con el supervisor. Usted puede necesitar un examen de los oídos.

Ruido es definido como los sonidos que la gente no prefiere oír. Ruido es peligroso, especialmente en los lugares de trabajo debido a que interfiere con la comunicación e interrumpe la concentración. El sonido es medido en decibeles. Un sonido igual o mayor a 85 decibeles puede afectar el oído si trabaja alrededor del sonido por más de 8 horas diarias.

Un gallinero Conversación normal 60 – 70 Decibeles

Tractor en marcha; transportadores 80 Decibeles

Camión a gasoil Cortadores de cesped 95 Decibeles

Una buena protección en contra del ruido depende del ajuste entre la superficie de la piel y el protector del oído. Precaución debe tomerse debido a que los protectores se aflojan y pueden crear aberturas. Al tener aberturas, los oídos no están protegidos de los niveles peligrosos de riudos. Hablar y aún masticar puede crear aberturas en la protección. Los tapones para los oídos deben ser hechos de material suave, como neoprene. También los tapones para los oídos deben tener un diseño apropiado, ajustarse bien, y estar limpios.

No todos los materiales pueden eliminar la misma cantidad de sonido. Las compañías productoras indican la cantidad de ruido en decibeles, cada protector de oído puede bloquear. Esto es llamado Clasificación de la Reducción del Ruido (CRR). Para uso general, buscar por un CRR de 25 o mayor.

The Ohio State University Extension.