Los accidentes con equipo de motor son muy comunes en la jardinería. Estas lesiones terminan debilitando al empleado y saliendo muy caras. No es fácil prevenirlas. Sin embargo, si su empresa cuenta con un programa de políticas y procedimientos proactivos para la seguridad entonces podrá reducir la frecuencia de estos accidentes.

Se pueden ver aquí las cadenas y guías correctamente cubiertas, aún así, la cubierta del eje principal sobre la cabeza de la podadora está rota y puede causar que se atoren los trabajadores.
La foto por Jary Winstead.

Tomemos un vistazo a las causas de los accidentes que involucran el equipo de nuestra industria, y también veamos cómo se pueden reducir. Según lo que he visto, las lesiones por equipo de motor se pueden categorizar según las siguientes causas raíz.

Capacitación inadecuada

La operación del equipo y el entrenamiento en la seguridad son los componentes más importantes de su programa de seguridad. Los patrones se pasan cantidades de horas y gastan mucho dinero en la publicidad, en la contratación, entrevistas, verificación de referencias de empleados y en la evaluación de los mismos. Y después, una vez contratado, hay demasiados patrones que simplemente lanzan al empleado al trabajo y los dejan solos sin saber lo que están haciendo. Ningún empleado debería usar ningún equipo sin haber pasado por un curso de capacitación bien documentado para su operación y seguridad.

Es recomendable diseñar una forma de capacitación para equipo que cubra la mayoría de las unidades, la cual incluye información específica como velocidades máximas y mínimas, niveles de presión, programaciones y ajustes, pesos, limitantes, selección de ropa, aditamentos, áreas peligrosas, condiciones que se deben evitar, procedimientos para etiquetas de mantenimiento y procedimientos a seguir antes de operar un equipo. También debe incluir la fecha, los nombres de los empleados, el tipo de equipo, una lista de verificación para los componentes del entrenamiento, un área para notas y un lugar donde el empleado firme.

Con respecto a la información sobre la operación, use el manual de operación del fabricante. Agregue todas las políticas y procedimientos pertinentes del programa de seguridad relativos al equipo específico. Todos los cursos de capacitación deben incluir demostraciones, pruebas a los empleados sobre su conocimiento y una supervisión de cómo están operando el equipo. Incluya siempre las formas y las hojas de apoyo para los empleados en las clases.

Los aditamentos de protección no existen o no sirven

Siempre deben ir debidamente protegidos las bielas, las guías, las navajas, los engranes, las bandas, las poleas y los puntos de trampa o de atoro. Es muy común ver aditamentos de seguridad modificados en los equipos o bien que se los han quitado. Un ejemplo son las cubiertas protectoras de las podadoras, tales como las cubiertas para la salida de cortes. Es incorrecto tratar de quitar la tapa de la salida de cortes y tratar de amarrarla para que no se tape. Otros ejemplos incluyen las cubiertas del eje del rotador en las flechas de los equipos PTO y la cubierta maestra en la salida de un tractor. Todas las flechas, las bandas, los engranes, las cadenas y las guías de las cadenas para conexiones, los implementos y las montaduras de las navajas deben contar con su cubierta de seguridad.

Mal mantenimiento

Es crítico contar con un departamento de mantenimiento confiable para asegurar que el empleado este protegido y que haya una operación continua del equipo. Es peligroso operar equipo que recibe mal mantenimiento. Se debe inspeccionar cada unidad antes de operarla, y se debe ver muy bien cada asunto de defecto, daño o seguridad antes de usarlo. Se pueden reportar más fácilmente los problemas si se cuenta con una hoja de inspección para cada equipo, de esta manera se entera al personal de mantenimiento antes de que las reparaciones cuesten mucho o que alguien se lastime. Con una simple forma, si la diseña correctamente, se deben cubrir la mayoría de las inspecciones de equipo. Si pide a los empleados que hagan inspecciones de pre operación en el equipo, entonces ayuda a crear una mejor relación de trabajo con el personal de mantenimiento y con sus operadores.

Operación de equipo inseguro

Siempre y cuando se realicen las inspecciones de pre operación y se mantenga el equipo debidamente, entonces debe ser seguro operar las unidades. Nunca debe operar equipo que no sea seguro. La producción de trabajo nunca debe ser más importante que la seguridad. Los operadores que están bien entrenados saben cuando tienen problemas los equipos, y también cuando no es seguro operarlos.

Supervisión inadecuada

Los supervisores deben guiarse por las políticas y procedimientos de la compañía para la operación y seguridad del equipo. Deben poner el ejemplo, y cuando los empleados son negligentes, deben ser castigados según sus fallas. Los empleados se fijan en la manera en que sus supervisores trabajan, y si los supervisores son negligentes, entonces los empleados lo son también.

No hay políticas ni procedimientos

Sin políticas y procedimientos de seguridad escritos, su programa de seguridad ciertamente desaparece; no habrá ninguna guía que sus supervisores puedan usar como ejemplo, tampoco hay puntos de referencia para la capacitación. Sin políticas y procedimientos para un programa de seguridad usted no puede cumplir con los reglamentos de OSHA, y por lo tanto tendrá mayor responsabilidad legal cuando haya accidentes. Es importante que los programas escritos sean específicos para su operación y para las tareas específicas que realizan en su empresa. Pueden obtener materiales de orientación gratis de la compañía de seguros que usa para compensación al trabajador y de la OSHA.

No seguir ni hacer que se observen las políticas y procedimientos

Los supervisores deben liderar poniendo el ejemplo y supervisar según las políticas y procedimientos del programa de seguridad de la compañía. Si ya se han puesto en marcha los programas, y ya ha dado la capacitación y exámenes -debidamente documentados- en seguridad y se enfoca en monitorear la operación del equipo, a sus supervisores simplemente les queda la tarea de mantener las cosas en marcha. La falta de supervisión debida y observancia de las políticas y procedimientos son seguido la causa raíz de un accidente.

No se usan el equipo ni la ropa de protección

El equipo de protección personal o PPE en inglés por sus siglas es todo un tema de importancia por si solo. La ropa que los empleados usan siempre debe ser la debida para las tareas que hacen. La ropa siempre debe quedar bien, no deben quedar las camisas por fuera, las mangas deben ir bien dobladas o abotonadas, la ropa nunca debe estar suelta ni estar desgarrada.

La forma más fácil y barata de proteger a sus empleados de una lesión común es con el equipo de protección personal. Los empleados que operan podadoras, tractores, podadoras de arbustos o cualquier equipo de motor de mano, deben por lo mínimo usar protección para los ojos y para los oídos. La protección para los ojos debe ser un requisito cuando se opera cualquier tipo de equipo.

La mayoría de los equipos de motor genera más de 80 decibeles de ruido en marcha, se puede esperar pérdida del oído permanente cuando se trabaja con 85 decibeles o más. La OSHA requiere que los empleadores cuenten con un Programa de Protección para los Oídos Escrito siempre que se opere con más de 85 decibeles en el lugar de trabajo, y deben brindar controles de riesgo cuando los decibeles son mayores a 90.

Las mascarillas para el polvo no son caras y brindan cierto tipo de protección contra el polvo y polen. Todo el trabajo de campo, de pasto, jardinería y personal de mantenimiento sufre seguido de alergias e irritación debido a los polvos y polen. Se deben usar guantes siempre que las manos de los empleados necesiten protección adicional, especialmente cuando usa herramientas de motor para retirar escombros.

La ropa de alta visibilidad o HV como se conoce en inglés por sus siglas, es su primera defensa cuando trabaja en tráfico de vehículos, con equipo y en caminos y carreteras. Los empleados que trabajan en áreas con mucho tráfico tales como obras de construcción, estacionamientos y carreteras deben mantenerse siempre atentos de sus alrededores. Siempre es buena política que cuando salgan de su vehículo ya tengan la ropa de alta visibilidad puesta.

Como siempre, verifique los reglamentos y normas de seguridad de su estado, así como las Normas OSHA para asegurarse que cumpla con las leyes de la localidad donde sus empleados laboran.

El autor es un asesor de seguridad laboral con más de 25 años de experiencia en capacitación de seguridad laboral y recursos humanos. También ha escrito varios artículos relacionados con la seguridad en el trabajo para industrias de la agronomía y otras.