NIOSH publica información con sucesos para ayudar a reducir accidentes

En Puerto Rico, un jardinero iba en el compartimiento para carga de una pick up cuando se cayó del vehículo al pavimento. Se pegó en la cabeza, perdió el conocimiento y murió en el hospital cuatro días más tarde.

En Florida, un empleado de una compañía de jardinería estaba quitando una rama de un árbol grande que había caído encima del techo de un edificio durante una tormenta. La rama, que estaba colgando parcialmente del techo, de repente se quebró y golpeó al empleado tirándolo al suelo. El se cayó aproximadamente 17 pies, se pegó en la cabeza con el concreto de la banqueta y murió instantáneamente.

Foto Cortesía de Dennis’ Seven Dees Landscaping.
Recordatorios de seguridad como éste están puestos en la reja de Dennis’ Seven Dees Landscaping en Pórtland, Ore., reforzando la importancia de mantenerse seguros en el camino.

Y en Carolina del Norte, varios trabajadores estaban jalando las cuerdas atadas a un árbol en proceso de ser cortado. Un trabajador saltó a un dique para alejarse de la caída del árbol, pero se equivocó al medir el largo de éste. El árbol le pegó en la cabeza y fue pronunciado muerto en un hospital cercano.

Los incidentes durante la transportación, las caídas desde lo alto y los golpes por objetos que caen están entre las causas más comunes por las que los trabajadores de servicios de la industria de la jardinería mueren en el trabajo. Sin embargo, la mayoría de los accidentes de trabajo son prevenibles.

El Instituto Nacional para la Seguridad y la Salud Ocupacional (NIOSH) desarrolló recientemente una nueva hoja con datos titulada “Accidentes con lesiones traumáticas en trabajadores de servicios de jardinería” (Publicación de NIOSH No. 2008-144). La hoja de datos, disponible tanto en inglés como en español, detalla cómo mueren más comúnmente en el trabajo los trabajadores de esta industria. Esta hoja también enumera listas de material gratuito disponible para los dueños de las compañías, para los supervisores y para otros empleados dirigidas a reducir el riesgo de un accidente de trabajo. (Visite la página de Internet de NIOSH, www.cdc.gov/niosh para mayor información). Se está creando una segunda hoja de datos tanto en inglés como en español titulada “Accidentes traumáticos no fatales entre los trabajadores de servicios de jardinería.”

“Sin duda, aunque sea una muerte solamente, ésta tendrá efectos devastadores en una compañía,” dice David Snodgrass, presidente de Dennis’ Seven Dees Landscaping en Portland, Ore., y miembro de un grupo de interés privado que proporciona ideas al proyecto de NIOSH de Prevención de Accidentes Traumáticos para Trabajadores de Jardinería.

“Si sucede una muerte en su compañía, se sentirá culpable, porque la realidad es que esa muerte pudo haber sido prevenida. Esto es muy fuerte, pues lo impactará el resto de su vida. Afectará la moral de toda la compañía. También traerá interrupciones en el trabajo. Piense en toda la energía que se irá en el remordimiento, la culpa y todo lo que se hablará al respecto. Es una distracción total en el trabajo,” dice Snodgrass.

Las Estadísticas

La nueva hoja de datos de NIOSH nota que los trabajadores de mantenimiento y cuidado de jardines sumaron un poco más de un millón en los Estados Unidos en el 2006. Esto es menos del uno por ciento de la fuerza laboral total de los Estados Unidos. Sin embargo, 3.5 por ciento de todas las muertes ocupacionales ocurrieron entre estos trabajadores.

La industria de servicios de jardinería incluye la instalación, mantenimiento, cuidado de pastos, podado y traslado de árboles, remover la nieve e instalación y podado de arbustos ornamentales. La mayoría de las compañías de servicios de jardinería son negocios pequeños. En 2006, el 42 por ciento de los trabajadores de servicios de jardinería eran Hispanos/Latinos comparado al 16 por ciento de la fuerza laboral total de los Estados Unidos.

La hoja de datos de NIOSH muestra estadísticas del Censo de Accidentes Fatales Ocupacionales del Departamento de Estadísticas de Trabajo de los Estados Unidos (BLS). El BLS identificó 789 muertes por accidentes traumáticos entre los trabajadores de servicios de jardinería y sus supervisores de primera línea entre 2003 y 2006. En cada uno de esos años, el 25 al 30 por ciento de las muertes ocurrieron entre los que estaban trabajando por su cuenta como empresarios independientes.

La hoja de datos también muestra:

• Los incidentes en la transportación son la causa principal de las muertes entre los trabajadores de servicios de jardinería. El 33 por ciento de las muertes de los trabajadores desde 2003 al 2006 se debieron a incidentes de transportación, comparado al 43 por ciento de todas las industrias americanas.

• Durante el mismo período de 4 años los trabajadores de servicios de jardinería lo más probable es que murieran como resultado de caídas desde lo alto, por ser golpeados con un objeto cayendo o por electrocución (el 22 por ciento, 17 por ciento y 9.8 por ciento respectivamente).

Una mirada de cerca a los datos de BLS sobre las muertes de los trabajadores de servicios de jardinería de 2003 a 2006 mostraron que los vehículos fueron la causa principal de las muertes en 188 casos. El podado y talado de árboles también estuvo muy de cerca. Los árboles y troncos se listaron como la causa principal de accidentes fatales en 152 casos durante el mismo período de cuatro años. La hoja de datos de NIOSH también muestra que no está claro si estas muertes por podado y traslado de árboles ocurrieron entre empleados de compañías de cuidado de árboles u otras compañías de servicios de jardinería.

Los datos de BLS también muestra a la maquinaria, incluyendo podadoras de césped manejables, tractores y cargadores, como una fuente principal de accidentes fatales que ocurrieron a los trabajadores de servicios de jardinería durante ese período de cuatro años.

Foto Cortesía De Images Of Green, Inc.
Cuando se asegura que sus trabajadores se abrochen el cinturón de seguridad antes de dejar el lugar de trabajo reduce el riesgo de una fatalidad o un accidente traumático en el camino.

Regresando a lo básico

Snodgrass dice que las compañías en la industria de servicios de jardinería son “compañías sobre ruedas. Nuestros empleados transportan materiales y equipo [a los lugares de trabajo]. Sólo el hecho de que estemos en la calle añade un alto elemento de riesgo.”

Maureen Scheitz, vice presidente de recursos humanos del Acres Group en Wauconda, Ill., que también es uno de los miembros principales del grupo para el proyecto NIOSH, dice que ella cree que la importancia de comunicar efectivamente la seguridad a los lideres de la cuadrilla de trabajadores y a otros supervisores es la clave para reducir las fatalidades y otros accidentes traumáticos.

“Parte del problema con nuestros gerentes de producción es la producción,” dice Scheitz. “Necesitamos hacerles entender que la seguridad más la producción es igual a ganancias para la compañía. Hay estudios que muestran que lo más importante en influir la conducta de los trabajadores de campo es cómo nuestros gerentes interactúan con ellos.” Tanto Snodgrass y Scheitz dicen que es importante regresar a lo básico cuando se trata de comunicar seguridad a los trabajadores. “Use comunicación simple, corta y frecuente sobre seguridad. Enseñe, no predique,” sugiere Scheitz.

“Haga sesiones semanales simples y cortas. Si son creadas por los gerentes, les van a creer más a ellos que si el staff administrativo les habla de estos temas.”

Los supervisores también necesitan “vivir” la seguridad, ella añade. “Necesitan estar constantemente enseñando y checando constantemente las conductas que están viendo.”

Snodgrass cree que es importante para los dueños de las compañías “cambiar su actitud sobre la seguridad para que la seguridad sea parte de cada tarea de cada día.”

“En lugar de ser un pensamiento relegado tiene que dársele un alto nivel de importancia. Ponga a la seguridad en cada agenda; con sólo tenerla ahí manda un mensaje. Tome acción sobre cada incidente, incluyendo los que podrían haber sido accidentes. Necesita corregir aquellas condiciones de riesgo para que no se conviertan en accidentes.”

Las siguientes son más maneras de cómo regresar a lo básico y reducir el riesgo de accidentes traumáticos y fatalidades en su operación:

• Use todos los recursos disponibles. “Use la nueva hoja de datos de NIOSH en los sistemas de comunicación que existan en su compañía, ya sea que se trate de una junta informal, juntas de seguridad o juntas del comité de seguridad,” dice Scheitz, “Este es un buen tema de discusión, es otra herramienta de aprendizaje.” También, use los otros recursos gratuitos que están en la hoja de datos, como la página de Internet de los Programas de Seguridad del Sistema de Cuidado de Pastos Profesional (PLANET) (www.LandcareNetwork.org/cms/programs/safety.html), que incluye información sobre STARS (Éxito Sobresaliente Alcanzado por Entrenamiento de Seguridad) el programa de compañías seguras y la Alianza OSHA-PLANET sobre temas de Seguridad y Salud: la página de Internet de Servicios de Jardinería y Horticultura (www.osha.gov/SLTC/landscaping/index.html).

• Repita, repita, repita. Sesiones cortas, frecuentes, de cinco a diez minutos, sesiones de seguridad informales justo antes de comenzar a trabajar, con un solo tema por sesión son una manera excelente de entrenar. No tenga miedo de repetir temas como manejo defensivo, prevención de caídas y maneras adecuadas de levantar objetos para mantener prácticas seguras en la mente de sus trabajadores.

• Capacite oralmente y de una manera que sus trabajadores entiendan. Esto es especialmente importante con los trabajadores que vienen de países que no son de habla inglesa, como México, donde las oportunidades para ir a la escuela son limitadas. Siempre tome en cuenta los niveles de educación de su gente cuando entrene y asegúrese de tener un buen entendimiento de sus culturas, ya que ciertos aspectos culturales pueden inhibir la comunicación eficaz de sus mensajes de seguridad.

Un accidente traumático o fatalidad, nota Scheitz, le “costará las ganancias de su compañía” en los reclamos potenciales de compensación a los trabajadores, violaciones de OSHA, multas y pérdidas de tiempo. “Especialmente en compañías pequeñas, si ocurre un accidente severo o una muerte, se le viene una situación devastadora para toda la compañía,” dice ella.

El autor es una escritora independiente en Belleville, Wis.